Atención y memoria , dos vias de acceso al aprendizaje.


Atención y memoria , dos vias de acceso al aprendizaje by #Lectorix

  • La atención ha sido definida por la neurociencia actual como uno de los pilares fundamentales de la actividad cerebral. Aunque ha sido previamente estudiada por diferentes autores.
  • Uno de los pioneros fue  Wilhem Wundt (1874). Según sus teorías la atención determina el grado de presencia de las ideas en la conciencia. Para Wundt existen tres clases de procesos atencionales: los procesos apercibidos, los procesos percibidos y el espacio de conciencia. La idea fundamental de este autor seria que la atención nos permite comprender mejor nuestros estados internos. En este post no revisaremos la historia la atención aunque más adelante haremos una entrada sobre ello.
  • La atención es su concepción más moderna tiene diferentes componentes: alerta, atención sostenida, atención selectiva y atención dividida.
  • La alerta permite al sistema nervioso ser receptivo de manera inespecífica para todo tipo de información.
  • La atención sostenida orienta al individuo de manera intencionada hacia una o varias fuentes de información y mantiene el interés un largo periodo de tiempo. Una forma particular de atención sostenida es la vigilancia que requiere que el organismo esté en un estado  de alerta continuo. Los sujetos con TDAH tienen  dificultad para mantener el estado de vigilancia.
  • La atención selectiva focalizada escoge la información y  retiene solo la necesaria , inhibe la respuesta al resto de información innecesaria.
  • La atención dividida es la habilidad requerida para dividir la atención entre varias informaciones.
  • Las capacidades de atención de un individuo son limitadas ( Broadbent, 1985 ).
  • Las informaciones deben ser seleccionadas una a una para ser bien entendidas.
  • Cuanto más automatizado está un trabajo más recursos deja para realizar otro trabajo de manera simultánea.
  • Es difícil para un niño hacer una división adecuada de su capacidad de atención sin que disminuya la calidad del aprendizaje y una cierta pérdida de información. Por ejemplo , cuando el niño tiene que escuchar al maestro mientras copia una frase escrita en la pizarra. Las modalidades de entrada son auditiva y visual y las modalidades de salida son gráfica y oral.
  • Los trabajos están más en competición cuando comparten la modalidad de entrada o salida.
  • Los automatismos pueden crear interferencias. Un ejemplo es el “Efecto Stroop”; es cuando el nombre de un color está escrito en tinta de color diferente, es difícil para el niño inhibir la primera respuesta  que es leer la palabra escrita cuando se le pide decir el color de la tinta.
  • Los automatismos no permiten  fijar los conocimientos en la memoria de manera eficaz  al contrario de lo que ocurre en los procesos intencionales.
  • El tratamiento intencional es controlado, tiene capacidad limitada, es lento , secuencial , requiere un esfuerzo mental, se utiliza cuando se trata de material nuevo.
  • El tratamiento automático es autónomo, prácticamente sin carga mental, rápido, simultáneo ,utiliza estrategias ya depende de la integridad de las estructuras cerebrales.
  • Las áreas frontales están implicadas en los procesos de atención (Cohen et al.,  1988 )
  • El mantenimiento de la vigilancia y la motivación dependen del girus cingulado.
  • El estado de alerta depende de la formación reticular ascendente y su prolongación a los núcleos talámicos hacia las estructuras frontales derechas.
  • La atención selectiva depende del tálamo conectado con el córtex visual.
  • La atención visuo-espacial  depende de la región parietal posterior en relación con el hemicampo visual opuesto.
  • La eficacia de los mecanismos de atención depende de la integridad de las estructuras cerebrales.

Acerca de lectorixblog

¿Quieres estar al día de las últimas novedades de Psicología? Trastornos, diagnósticos, tratamientos... Lectorix te mantiene al día!
Esta entrada fue publicada en atención, cerebro, clase, hemisferio derecho, neurociencia, profesor, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Atención y memoria , dos vias de acceso al aprendizaje.

  1. Gemma dijo:

    Podemos considerar que las bases del conocimiento (Delors, J., 1996) son:
    – Aprender a conocer: adquirir instrumentos que nos facilitaran la comprensión.
    – Aprender a hacer: donde el individuo podrá influir en el propio entorno.
    – Aprender a vivir juntos: la capacidad de participar y cooperar con los demás. En este caso se desarrolla la comprensión y cooperación del otro.
    – Aprender a ser: en este caso el individuo engloba el conjunto de los 3 aprendizajes anteriores.

    El aprendizaje consiste en los cambios que se producen y se observan en el comportamiento de los organismos a partir de la experiencia que han vivido los sujetos. Para ello, necesita de la atención, la memoria y el pensamiento. La MEMORIA nos permite dar a nuestras vidas un sentido de continuidad y reconocimiento de las cosas vividas.

    A partir de las estructuras cerebrales implicadas en la memoria se han establecido 3 sistemas de memoria Morgado (2005), aunque no es una clasificación única:
    MEMORIA IMPLICITA (MI): La que nos permite ejercer hábitos cognitivos y motores, los automatismos. La memoria de las cosas que solemos hacer habitualmente. Se perfecciona con la práctica y difícilmente tenemos la consciencia de saberla explicar. Por ejemplo el mecanismo que nos permite movernos a diario, andar, correr,…
    MEMORIA EXPLÍCITA (ME): Memoria que nos permite el almacenamiento de los hechos. Se expresa conscientemente y puede utilizar la forma verbal.
    MEMORIA de TRABAJO (MT): Es una representación consciente que nos permite la manipulación temporal de la información para posteriormente dar el paso al aprendizaje y nos facilita realizar operaciones cognitivas complejas.

    Cada tipo específico de memoria utiliza una parte concreta del cerebro, por lo que tener alterada alguna de las funciones se relaciona con una alteración en la parte correspondiente del cerebro. Por eso, en este sentido podemos hablar que un paciente puede estar haciendo un aprendizaje porque es capaz de utilizar los mecanismos de la memoria de trabajo y poder operar temporalmente, sin embargo tener alterada la capacidad de almacenar este aprendizaje en la memoria a largo plazo (con lo que no lo podrá recordar, y no se podrá considerar propiamente aprendizaje).

    Bibliografía:
    Delors, J. (1996). Los cuatro pilares de la educación. La Educación Encierra Un Tesoro, 91-103.
    Morgado, I. (2005). Psicobiología del aprendizaje y la memoria: Fundamentos y avances recientes. Rev Neurol. 40(5). 289-356.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s