Comorbilidad en el TDAH: Trastorno Desafiante Negativista


  • El TDAH suele aparecer acompañado de otros problemas psiquiátricos, la    comorbilidad es uno de los grandes desafíos de cualquier profesional implicado en el trabajo con niños con TDAH.
  • Cuanto más tiempo pasa el niño sin ser diagnosticado y tratado; más posibilidades hay que aperezcan trastornos  comórbidos. Por ejemplo es frecuente que desarrollen un retraso en la comprensión lectora o problemas en la esfera de la conducta desafiante.
  • Si no se diagnostica a tiempo el rendimiento escolar es cada vez más bajo, cada vez  “deconecta” más en clase. Aunque en niños con coeficientes de inteligencia alto puede que  no tengan nunca fracaso escolar.
  • Debido a su inatención no se enteran bien lo que se les dice y pueden que pasen  por ” tontos “. Estas etiquetas ( payaso, gracioso, tonto.. ) afectan el desarrollo social y emocional del niño.
  • Debido a su impulsividad sufren más accidentes que sus compañeros ( golpes en la cabeza, caída de bicicleta ) y acaban en urgencias.  Debido a su impulsividad a menudo contestan sin pensar, acaban siendo ” el payaso ”  o ” el gracioso ” de clase.
  • Comorbilidad más frecuente : trastorno oposicional desafiante , depresión y ansiedad.
  • Comorbilidad menos frecuentes : trastornos de aprendizaje ,  trastorno de la coordinación motora, tics y trastorno del espectro autista.
  • La comorbilidad es más frecuente en niños varones  y en el TDAH tipo combinado.
  • Trastorno desafiante negativista: son niños beligerantes, discuten las órdenes que se les dan, buscan puntos de fricción con los padres, actitud negativista y   provocativa.
  • Para diagnosticar un trastorno desafiante negativista debe durar un mínimo 6 meses de forma continuada. Suele afectar a un 5% de la población general y es más frecuente en niños.
  • Hasta un 40% de niños con TDAH   pueden padecer un trastorno desafiante negativista.
  •  Los trastornos desafiantes son frecuentes en niños de 1 a 3 años y en la adolescencia sin ser  patológicos.
  • El humor de un niño con trastorno desafiante mejora cuando se sale con la suya o esta con los amigos.
  • En un adolescente con trastorno desafiante hay que pensar en abuso de alcohol, marihuana y anfetaminas.
  • El “trastorno de conducta” es la forma más grave de los trastornos del comportamiento. El “trastorno de conducta “es más frecuente en adolescentes que tuvieron un trastorno desafiante.
  • Los adolescentes con “trastorno de conducta” rompen repetidamentes normas sociales importantes y  pueden llegar a la delincuencia juvenil.
  • Ejercen dos tipos de violencia :  ” predadora” planeada y con un fin;  ” violencia afectiva ” impulsiva , no planificada y reactiva ante una situación.
  • Esta violencia no es esporádica debe durar al menos 1 año.
  • Esta violencia es agresión a personas o animales , destrucción de objetos , engaños o robos  o violaciones serias de las normas.
  • El tratamiento de estos trastornos pasa por un entrenamiento de los padres en técnicas de modificación del comportamiento.
  •  Hay que fomentar los comportamientos positivos e ignorar , cuando se pueda , los comportamientos negativos.
  • Hay que establecer un número escaso y concreto de límites que no deben negociarse  y otras normas menos importantes donde si cabe una negociación. En el estudio de Gopin et al., se demuestra que los niños con TDAH + TDN son más sensibles a las recompensas.
  • En un “trastorno de conducta”  por ejemplo habría que prohibir los actos violentos contra personas y robar. Se podría negociar asistir al colegio, cumplir los horarios ….
  • Estos comportamientos desafiantes deben tener consecuencias negativas por un mal comportamiento y una recompensa  por comportamientos positivos.

Bibliografía

Gopin CB, Berwid O, Marks DJ, Mlodnicka A, Halperin JM. ADHD Preschoolers With and Without ODD: Do They Act Differently Depending On Degree of Task Engagement/Reward? J Atten Disord. 2012 Feb 8.

 

Acerca de lectorixblog

¿Quieres estar al día de las últimas novedades de Psicología? Trastornos, diagnósticos, tratamientos... Lectorix te mantiene al día!
Esta entrada fue publicada en adhd, cerebro, comorbilidad, impulsividad, TDAH y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s