Clínica del TDAH: Inatención – Hiperactividad – Impulsividad


  • Se   caracteriza por la inatención, hiperactividad, impulsividad.
  • Los síntomas de inatención se observan en conductas como : se distraen con cualquier estímulo que se cruza en su camino, olvidan el material necesario para cada tarea, pierden   objetos personales.
  • La inatención suele acompañarse de falta de funciones ejecutivas : dar dos órdenes seguidas es inútil, se   les olvidan.
  • El rendimiento escolar suele estar por debajo de lo normal y se les clasifica de ” inmaduros”.
  • Todos los síntomas producidos por la inatención suelen mejorar con la medicación estimulante . Los adultos jóvenes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen un mayor riesgo de estar involucrados en accidentes automovilísticos.
  • En el estudio de Reimer et al,. se estudia el impacto de las tareas secundarias en las personas con y sin TDAH; y en entornos de alta y baja demanda.  La conclusión del estudio es que los conductores con TDAH tenían más dificultad en la tarea de atender el manos libres para hablar por teléfono. Sin embargo, no mostraron una disminución mayor en el rendimiento de la conducción superior a los participantes del grupo control.
  • Los participantes con TDAH mostraron un descenso mayor en el rendimiento de conducción que los controles durante una tarea de secundaria en un entorno de baja demanda.
  • Los resultados del estudio sugieren que la interacción entre la naturaleza del contexto de la conducción y la tarea secundaria tiene una influencia significativa sobre cómo los conductores con TDAH asignan su atención a las tareas.
  • Los conductores con TDAH parecen particularmente susceptibles a la distracción durante los períodos de conducción con  bajo demanda (es decir cuando se aburren).
  • En el estudio de Cox et al., se demuestra que metilfenidato de acción prolongada reduce la tasa de colisiones de los conductores jóvenes con trastorno por déficit de atención.
  • Hiperactividad : Les resulta  imposible aguantar una clase entera sentados y quietos .
  • En clase molestan a sus compañeros   , se mueven en la silla , lo tocan todo
  • Los más pequeños suelen subir a   sitios peligrosos y tienen más accidentes que los niños de su edad.
  • En los mayores la hiperactividad   tiende a disminuir pero estan más nerviosos por dentro.
  • Impulsividad : es la dificultad para modular o inhibir una respuesta inmediata.
  • En clase pueden responder antes   que el profesor acabe la pregunta.
  • Tienen mala calígrafia , escriben   rápido y sin fijarse.
  • Ven las consecuencias de sus actos demasiado tarde cuando ya han hecho algo inapropiado. Les es difícil esperar su turno en los juegos , son mal aceptados por sus compañeros.
  • La inatención es el síntoma más duradedo puede durar hasta la edad  adulta.
  • La impulsividad es la consecuencia   a largo plazo de : abuso sustancias, cambios pareja, trabajo…
  • Suelen meterse en líos y meter en líos a sus compañeros .
  • Tienen sensación de fallar en todo y están acostumbrados a recibir   críticas constantes
  • Comorbilidad  : transtorno   desafiante, transtorno de aprendizaje, ansiedad, depresión
  • Ventajas: tienen mucha energía,   son creativos, y bromistas.
Bibliografía
  • Cox DJ, Davis M, Mikami AY, Singh H, Merkel RL, Burket R. Long-acting methylphenidate reduces collision rates of young adult drivers with attention-deficit/hyperactivity disorder. J Clin Psychopharmacol. 2012 Apr;32(2):225-30.
  • Reimer B, Mehler B, D’Ambrosio LA, Fried R. The impact of distractions onyoung adult drivers with attention deficit hyperactivity disorder (ADHD). Accid Anal Prev. 2010 May;42(3):842-51


Acerca de lectorixblog

¿Quieres estar al día de las últimas novedades de Psicología? Trastornos, diagnósticos, tratamientos... Lectorix te mantiene al día!
Esta entrada fue publicada en adhd, cerebro, hiperactividad, impulsividad, TDAH y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Clínica del TDAH: Inatención – Hiperactividad – Impulsividad

  1. Georgina dijo:

    La sintomatología asociada la TDAH, inatención, hiperactividad y/o impulsividad, causa problemas en el rendimiento escolar del niño, dificultades sociales y trastornos de la conducta; por ello, la detección precoz es de gran ayuda, ya que previene la aparición de estos problemas (que agravan la evolución del trastorno y la calidad de vida del niño) o, al menos, contribuye a disminuir su severidad.

    Aunque según el DSM-V la edad mínima para poder diagnosticar el TDAH es de 12 años, los niños con TDAH ya presentan síntomas en edad preescolar. La edad de inicio del trastorno se encuentra entre los 4 y 5 años (y después continuará durante la adolescencia y la vida adulta). A veces su impulsividad, hiperactividad o inatención se confunden con el comportamiento normativo para su edad, pero en general suele tratarse de niños que prestan menos atención, tienen tendencia a sufrir más accidentes y suelen desobedecer con más frecuencia; es decir, las conductas normativas para la edad preescolar se dan con mayor intensidad y persistencia que en la mayoría de los niños a la misma edad (DuPaul y col., 2001). Estas conductas no sólo tienen repercusión en el entorno escolar, sino que afectan también al entorno familiar y a la comunidad (DuPaul y col., 2001).

    En la detección precoz, además de la conducta del niño, tendremos en cuenta los siguientes factores de riesgo (Spencer, 2007):

    •otros miembros de la familia han sido diagnosticados de TDAH (padre o madre, hermanos, tíos…)
    •el nacimiento ha sido prematuro, con bajo peso al nacer
    •el niño o niña han padecido un traumatismo craneoencefálico
    •la madre ha ingerido tóxicos durante el periodo de gestación

    Una vez realizada la detección precoz, lo conveniente es empezar el tratamiento adecuado a la edad y sintomatología del niño, tanto en el entorno escolar como en el familiar, con el objetivo de disminuir esta sintomatología, prevenir los problemas asociados a la misma y favorecer la autoestima. Para conseguir lo anterior, es importante crear un ambiente ordenado que potencie los hábitos de estudio, la asunción de las normas sociales y el entrenamiento en habilidades sociales.

    La detección precoz permitirá, por tanto, una intervención temprana que contribuirá a la prevención de los problemas asociados al TDAH, potenciando la optimización en el desarrollo evolutivo del niño.

    Bibliografía
    DuPaul, G.J., McGoey, K. E., Eckert, T. L., y VanBrakle, J. (2001). Preschool children with attention-deficit/hyperactivity disorder: impairments in behavioral, social, and school functioning. Journal of American Academy of Childhood and Adolescence Psychiatry, 40(5), 508-515.

    Spencer, T.J. (2007). ADHD and comorbidity in childhood. Journal of Clinical Psychiatry, 67(8), 27-37.

  2. annadou3 dijo:

    Les descripcions clíniques del TDAH es poden trobar a la literatura des de l’any 1845. Un metge alemany, Heinrich Hoffman, va descriure a dos nens als que va anomenar ‘Juan el que viu a l’aire’ i ‘l’inquiet Felipe’. L’any 1902, un altre metge, John Still, va descriure a un grup de nens que presentava una sèrie d’alteracions comportamentals que ell va denominar com ‘Falta de control moral’, tot i que no hi havia evidència de cap alteració o lesió neurològica. A través dels anys, s’han assignat diferents noms al mateix conjunt de manifestacions comportamentals. ‘Dany cerebral mínim’, ‘disfunció cerebral mínima’ i ‘reacció hipercinètica de la infància’ son alguns dels noms assignats a aquesta entitat.
    Tots aquests conceptes descriuen el mateix quadre clínic que avui dia coneixem como TDAH. En els anys vuitanta es va realitzar la primera revisió de símptomes, que oficialment van ser inclosos com un diagnòstic específic en el DSM-III. Al llarg de les diferents noves edicions del DSM-IV, ha quedat clar que l’atenció ha canviat pel que fa a quin és el símptoma fonamental de les alteracions clíniques. Les primeres definicions van posar èmfasi en la hiperactivitat i la impulsivitat. En les revisions més recents del DSM de la Acadèmia Americana de Psiquiatria, l’èmfasi s’ha centrat en les dificultats d’atenció com a marcador central del problema clínic. No obstant, en totes les edicions, la definició del trastorn clínic consisteix en la presència o absència de característiques ‘categòriques’ específiques per a establir el diagnòstic. En termes pràctics, aquesta definició clínica porta al diagnòstic si i només si compleix un determinat nombre de característiques seleccionades. En conjunt, aquests criteris requereixen que el trastorn tingui un patró predeterminat d’impediment.

    La complexitat d’aquest trastorn explica que avui dia el debat encara segueixi obert. Queda palès que les funcions molt relacionades amb el TDAH (com la regulació emocional i afectiva, la modulació del temperament, la interiorització de les estructures psíquiques que determinen la organització de la conducta i la personalitat) i la organització del substrat bàsic i els circuits neuronals que les sustenten, depenen del punt de trobada del programa genètic humà amb l’entorn familiar.

    Les investigacions neurobiològiques actuals sobre l’organització cerebral primerenca confirmen que el nadó humà neix programat genèticament per a entrar en relació des de el
    naixement i també que la influència d’aquesta relació amb l’entorn social, afectiu i
    corporal, activa i reordena l’expressió –fenotípica– de les potencialitats innates –
    genotípiques–, pel que el programa genètic determinant del desenvolupament psíquic i
    cerebral queda obert als fenòmens –epigenètics– d’espiral relacional
    interactiva, dels que és inseparable. La fórmula, proposta per J. Manzano (2007), pot dir-se que el nadó humà neix “programat per ser reprogramat” en els intercanvis i relacions que està predispo-sat a lligar amb el seu entorn postnatal.

    A banda d’això, per establir un diagnòstic adequat, el clínic ha d’estar familiaritzat amb els processos normals de desenvolupament i comportament, ser capaç d’obtenir informació dels comportaments del nen en diferents ambients i construir un adequat diagnòstic diferencial amb aquesta informació. Tot i que el TDAH és un dels trastorns més estudiats en medicina, en general, les dades disponibles que proven la seva validesa diagnòstica són limitades.

    Bibliografia

    – Acosta, M.T. Aspectos genéticos y moleculares en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad: búsqueda de los genes implicados en el diagnóstico clínico. REV NEUROL 2007; 44 (Supl 2): S37-S41.
    – Lasa Zulueta, A. El TDAH en el momento actual: controversias, divergencias y convergencias. Psicopatol. salud ment. 2007, M2, 9-16.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s