Diferencias entre la dislexia y el trastorno de la comprensión lectora


¿Por qué mi hijo no lee bien?Diferencias entre la dislexia y el trastorno de la comprensión lectora

Actualmente los problemas de comprensión lectora son una causa frecuente de fracaso escolar. Es importante entender que existe una diferencia entre un retraso simple de la comprensión lectora y una dislexia. Hay estudios que indican que en los países donde se ha producido la revolución digital, el nivel de comprensión lectora de los niños ha bajado. En cambio en los países donde dicha revolución no se ha producido los niveles de lectura se mantienen. Una causa común del retraso de la comprensión lectora es el hecho de pasar menos horas leyendo.

¿Cuáles son las dificultades que suelen presentar los niños con retraso de la comprensión lectora?

A nivel léxico hay una falta de conocimiento en el vocabulario. Es decir, no dominan el vocabulario que les correspondería para su desarrollo. Tienen problemas también en la organización de las palabras dentro de las frases. Sus capacidades sintácticas son pobres. De media se suele presentar en un 10% de los escolares, aunque las estadísticas varían según los países. También presentan problemas en la ruta fonológica, básicamente en la decodificación de las palabras, suelen leer las palabras nuevas mediante procesos semánticos. Utilizan la semántica de la frase para entender el significado de la palabra. A nivel escrito suelen presentar problemas en la construcción de la estructura de la frase y en su cohesión. A largo término tienen problemas de lectura, sobretodo de comprensión lectora.CL

Los niños disléxicos tienen un problema central de la ruta fonológica, pero su comprensión lectora puede ser normal.

Los niños disléxicos con un CI alto, suelen tener una buena comprensión lectora. Los disléxicos tienen problemas con la representación fonológica de las palabras y con la decodificación. Suelen ser más lentos a la hora de reconocer palabras nuevas y pueden cambiar unas palabras por otras. También tienen problemas en la memoria de trabajo a corto termino, sobretodo verbal.

IMAG0918Tienen dificultades con el aprendizaje verbal, eso se traduce en dificultades para aprenderse los meses del año, las tablas de multiplicar y los idiomas extranjeros. Tienen dificultades en la lectura de las pseudopalabras (palabras no reales, palabras imaginadas). Su comprensión auditiva de los textos es baja. Suelen tener trastornos del habla con problemas de articulación de las palabras.

Estas serían las diferencias básicas entre el retraso de la comprensión lectora y la dislexia. Los niños tienen dificultades en las primeras etapas del aprendizaje de la lectura y el principal problema suele ser las habilidades fonológicas…

sigueverde

DISLEXIA 2

Continúa leyendo en nuestro nuevo blog telepsicologiainfantil.wordpress.com

Si desea información acerca de nuestros tratamientos para la dislexia, visite nuestra clínica online www.telepsicologiainfantil.net

Acerca de lectorixblog

¿Quieres estar al día de las últimas novedades de Psicología? Trastornos, diagnósticos, tratamientos... Lectorix te mantiene al día!
Esta entrada fue publicada en cerebro, comprensión lectora, dyslexia, educación, escolarización, neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Diferencias entre la dislexia y el trastorno de la comprensión lectora

  1. Juan Cruz dijo:

    La comprensión lectora depende de muchos factores. Hay quien dice que se pueden agrupar en dos: habilidad de descodificación y comprensión del lenguaje oral. Probablemente también influye mucho la actividad del lector. Si falla algo la comprensión se ve afectada, pero eso no quiere decir que disminuya la comprensión en cualquier tipo de texto y tarea.
    Si alguien tiene dificultades de descodificación (por ejemplo por problemas de dislexia) puede que no aparezcan problemas de comprensión si el texto es predecible y puede utilizar sus conocimientos para compensar las dificultades en la lectura del texto, o si dispone de tiempo suficiente para realizar la tarea y puede leer el texto muy despacio, leerlo varias veces o poder volver atrás cuando percibe que ha perdido el sentido de lo que lee.
    Otros problemas de comprensión pueden estar producidos por baja capacidad intelectual, por falta de conocimientos o vocabulario que permitan interpretar los textos (yo tengo muchas dificultades para entender textos de informática), porque el objetivo no es profundizar en el texto, sino acabar un trabajo o responder a unas preguntas, porque no se tienen estrategias para relacionar partes del texto o para inferir información que no está explícita, Por falta de conocimientos sobre el género del texto (por ejemplo se interpreta literalmente un texto alegórico o sarcástico)…
    Hay personas con dislexia que previamente han tenido problemas de lenguaje, de modo que sus dificultades no se limitan solo a la descodificación. Otros tienen una comprensión perfectamente normal del lenguaje oral y solo tienen problemas al leer. También hay que tener en cuenta que a partir de cierta edad (quizá los 7-8 años) buena parte de los conocimientos, vocabulario y estructuras sintácticas nuevas que uno aprende las adquiere a través de la lectura. Si la lectura es poco eficiente ese aprendizaje se ralentizará.
    No tengo claro que exista algo como lo que aquí se llama retraso simple de la comprensión lectora ni que los problemas en la lectura por la ruta fonológica sea algo característico de la persona con problemas de comprensión – sin dislexia.
    Tengo curiosidad por conocer vuestro sistema de intervención (dedico una parte de mi blog a recopilar información sobre software para mejorar la comprensión lectora).

  2. Patrícia Gubert dijo:

    La diferencia entre dislexia y el trastorno de la comprensión lectora radica en que los sujetos que padecen la primera presentan dificultades en las tareas que implican segmentación fonológica del lenguaje como síntesis, aislamiento, segmentación y omisión de fonemas. Una carencia o defecto en el procesamiento fonológico perturba la decodificación e impide, por tanto, la identificación de las palabras. A través de estudios de neuroimagen se aprecia una disfunción cerebral en regiones perisilvianas del hemisferio izquierdo. Pero el proceso lector es complejo, y el procesamiento fonológico, en sí mismo, podría relacionarse con otros procesos cognitivos como la atención, el procesamiento sucesivo y la memoria de trabajo.
    Estudios citados por López-Escribano (2007) que implican el procesamiento temporal, incluyendo el procesamiento visual i auditivo, muestran diferencias tanto a nivel conductual como neurofisiológico entre sujetos disléxicos y controles. Se evidencia que el procesamiento sensorial repercute en el aprendizaje de la lectura en función de cómo procesa el cerebro el input visual i auditivo. El modelo del déficit en el procesamiento temporal de las dificultades de lectura sugiere que los disléxicos sufren de un déficit general, no lingüístico, en el procesamiento temporal para discriminar cambios rápidos o sucesivos de estímulos, tanto en la modalidad visual como auditiva. Los disléxicos necesitan intervalos interestímulo (ISI) más amplios para percibir como separados dos estímulos secuenciales. Estos estudios han motivado la hipótesis de que el déficit central de la dislexia se debe a disfunciones fisiológicas del procesamiento temporal y que el procesamiento fonológico es solamente una de sus expresiones clínicas.

    Referencias:
    López-Escribano, C. (2007). Contribuciones de la neurociencia al diagnóstico y tratamiento educativo de la dislexia del desarrollo. Rev Neurol, 44(3), 173-80.

    • lectorixblog dijo:

      Creo que si describes brevemente en que consiste la dislexia, deberias hacer lo mismo con el trastorno de comprensión lectora.
      Alguna referencia bibliográfica más, seria conveniente.

  3. sergi dijo:

    Dificultades en la lectura:
    Debemos diferenciar dos tipos de dificultades en el proceso de lectura, por una parte la Dislexia y por la otra el retraso lector. Muchas veces se tilda de disléxico a un niño que simplemente presenta un retraso lector, por eso de la importancia de un buen diagnóstico y de la necesidad de que sea hecho por parte de profesionales especialistas en la temática.
    En los dos problemas vemos claramente una mala comprensión lectora. Pero la diferencia está en que los disléxicos reconocen mal las palabras y por eso no las pueden comprender mientras que el grupo que presentan retraso lector y no dislexia si que reconocen bien las palabras pero no las comprenden. Para poder leer es necesario un reconocimiento preciso de las palabras pero a la luz de estos niños hace falta alguna cosa más para que haya comprensión lectora, más allá del reconocimiento de palabras.
    Hay que tener en cuenta que la comprensión lectora es un proceso complejo en el que intervienen múltiples factores y que estos interactúan entre sí para dar significado a las palabras, estos factores por si solos no garantizan ese significado. Estos factores ya fueron citados por Yela en el 1978:
    -Factores lingüísticos como la morfología, sintaxis, …
    -Factores psicológicos como percepción visual, motivación por la lectura, …
    -Factores situacionales como tipo de texto, frecuencia de lectura del niño,…
    Aparte de lo que hemos citado hasta el momento, es importante recordar que no todos los niños aprenden a leer de acuerdo a los ritmos y velocidad esperados, algunos de ellos pueden presentar durante un tiempo una edad lectora inferior a la edad mental que le tocaría pero no por eso son disléxicos.
    Según Defior (1998) las razones de los problemas de comprensión lectora que pueden presentar los niños con retraso lector son entre otros:
    -Pobreza de vocabulario, según el entorno sociocultural este vocabulario puede ser más o menos extenso, haciendo la comprensión lectora mejor o peor. La riqueza en el vocabulario podría enlazarse con el siguiente punto.
    -Escasos conocimientos previos, una escasez de estos conocimientos contribuye a la mala comprensión lectora. Estos conocimientos actúan como una red, un conocimiento se asocia a otro por ejemplo si un niño lee la palabra rosa pasa a tener significado por la red de que hablamos, activa los conocimientos previos por ejemplo planta, tierra, sol , agua,… Por lo tanto, una cantidad baja de conocimientos previos puede hacer una comprensión lectora muy difícil.
    -Problemas de memoria a corto plazo.
    -Déficit estrategias para leer, al niño no se le han enseñado estrategias para hacer una lectura comprensiva. A este punto se le añade el bajo control de comprensión que se realiza postlectura.
    – Actitud pasiva o falta de motivación por escaso interés en la temática que toca leer.

    Santiuste Bermejo, V., & López Escribano, C. (2005). Nuevos aportes a la intervención en las dificultades de lectura. Universitas Psychologica, 4(1), 13-22.

    Bravo, L. (1994). Dislexias y procesamiento cognitivo. Santiago: Universitaria.

    Aragón L.E. (2005). Intervención con niños disléxicos. Evaluación y tratamiento. Trillas. Sevilla.

  4. Patrícia Gubert dijo:

    Como se ha dicho, la dislexia es un trastorno de base orgánica/estructural que dificulta la comprensión y que afecta básicamente a procesos de lectura como la conversión grafema/fonema, análisis fonológico, reconocimiento de la palabra y búsqueda léxica/semántica. Es decir, afecta a los primeros procesos de la lectura. Mientras que los procesos de análisis gramatical, asignación temática, uso de la inferencia e interpretación del contexto social, suelen presentarse más en los niños con dificultades de comprensión lectora sin dislexia.
    De todos modos, niños sin dislexia pero con poco hábito lector, también pueden presentar dificultades en los procesos que son más propios de los disléxicos. Pero en este caso, se deben más a que en las primeras fases del aprendizaje lector, como la conversión grafema/fonema requiere habilidad i práctica, el niño no interioriza las correspondencias gráficas con los sonidos que configuran la palabra oral, pues esta se adquiere gracias a la repetición de la lectura descodificada en fonemas, que es lo que permite al niño acceder a la palabra completa con un reconocimiento visual sin necesidad de ir descodificando, accediendo directamente al almacén en el que quedan fijadas las palabras fruto de la experiencia reconociendo también su semántica. El problema es que si el niño no adquiere la conversión fonológica con suficiente hábito para un acceso inmediato, seguramente leerá correctamente las palabras conocidas por un reconocimiento léxico, pero tendrá dificultades para descodificar palabras nuevas, impidiendo la comprensión lectora. Por lo que palabras que no reconoce, las leerá mal, dificultando la comprensión del texto.
    Vemos pues que la lectura se efectúa por una doble vía: la ruta fonológica i la ruta léxica. Para los niños disléxicos el trastorno del lenguaje es en el nivel más elemental por la dificultad de descodificación a causa de un deficiente procesamiento de los sistemas neuronales del cerebro.
    La dificultad de descodificación repercute en una mal calidad de lectura y genera dificultades de comprensión por el esfuerzo que les implica la conversión fonológica y a la falta de velocidad en el reconocimiento lector ocupando gran parte de la memoria de trabajo, dificultando el acceso al reconocimiento del contenido. Con esto quiero decir que la dificultad que presentan a veces los disléxicos con comprensión lectora, no tiene por qué estar relacionada de manera directa con los procesos lectores de orden superior, sino más bien con los de orden inferior (Procesos de abajo arriba).
    Por ello, tal como ha comentado anteriormente un compañero en el post, para realizar una intervención por problemas de comprensión lectora, requiere realizar primero un buen diagnóstico.
    Algunas distinciones reconocibles en los disléxicos son:
    -Presentan dificultad para recordar dígitos, pues les cuesta mantenerlos en la memoria de trabajo.
    -les cuesta evocar la secuencia de fonemas que representa un concepto u objeto que está almacenado en la MT.
    -Les cuesta evocar el nombre de un objeto que se les presenta en forma de dibujo.
    -Pueden presentar dificultad a la hora de discriminar la orientación de líneas o letras.
    -E incluso muestran problemas a la hora de discriminar entre categorías semánticas.
    La causa de estos problemas parece que están relacionadas con la existencia de cierto número de desconexiones anatómicas funcionales del cerebro (Lozano, Ramírez, & Ostrosky-Solís, 2003).
    Los niños disléxicos suelen presentar con frecuencia otros problemas asociados: trastorno de la atención, problemas en otras áreas del aprendizaje, mala motricidad, problemas visuespaciales, dificultades en el reconocimiento de sonidos, trastornos emocionales…., por lo que a la hora de realizar el estudio del caso, es bueno abordar el estudio biológico, cognitivo i conductual.
    Para estos niños se recomienda un tratamiento basado en métodos fonológicos, uso de ritmos, capacidad de escucha, manipulación de fonemas i sílabas, aunque también se trabajará con el reconocimiento global de la palabra i la comprensión del texto. Todo ello, por supuesto, con un tratamiento intensivo y prolongado.
    Mientras que para los niños con trastorno de comprensión lectora sin dislexia, como hemos visto, el problema es mas debido al poco dominio de vocabulario, pues pueden recuperar con rapidez una palabra si esta les es familiar accediendo a la memoria semántica, pero en el momento que se encuentran con palabras nuevas, si la descodificación no está suficientemente integrada, requerirá de mucha atención para el análisis de estímulos visuales, cometiendo errores que dificultan la comprensión. Estos niños, también tienen problemas en el procesamiento sintáctico, pues el poco hábito lector les dificulta acceder al significado por las interrelaciones semánticas con otros conceptos ya que las claves sintácticas que proporciona la estructura superficial del texto también son necesarias. Por otro lado, como la comprensión del significado no está siempre en el texto, sino que es el lector quien lo construye y depende de sus conocimientos previos, es normal que estos niños también presenten problemas en el procesamiento semántico. Como lectores, deben organizar los conceptos que describe el texto y relacionarlos con los conceptos semánticos que tienen para poder hacer inferencias entre la información explícita y así una representación mental coherente (Alonso & Mateos, 1985).
    En estos niños la intervención será más de tipo estratégico para buscar las claves del texto, organización del mensaje, el uso de la técnica de Cloze, revisión de hipótesis e inferencias. Vemos pues que estos niños tienen más dificultades lectoras en los procesos de alto nivel i sobre ellos debe incidir en el tratamiento. (Procesos cognitivos de arriba abajo).

    Referencias:

    Alonso, J., & Mateos, M. D. M. (1985). Comprensión lectora: modelos, entrenamiento, evolución. Infancia y Aprendizaje: Journal for the Study of Education and Development, (31), 5-30.

    Lozano, A., Ramírez, M., & Ostrosky-Solís, F. (2003). Neurobiología de la dislexia del desarrollo: una revisión. Rev Neurol, 36(11), 1077-82.

  5. annadou3 dijo:

    Amb aquest post la veritat és que queda molt clara la diferència entre la dislèxia i el trastorn de la comprensió lectora. Al marge de les seves causes, m’agradaria exposar les conclusions que he trobat a un article molt interessant de J. Artigas-Pallarés:
    – La dislèxia és una dificultat específica, independent de la intel•ligència.
    – La dislèxia no es una malaltia.
    – La dislèxia és una conseqüència de la cultura i la generalització de l’ensenyament.
    – La selecció natural no ha actuat sobre els gens vinculats a la dislèxia, atès que no es pot pensar que las persones dislèxiques tinguin menors oportunitats reproductives que la resta de la població.
    – Els gens vinculats a la dislèxia no són gens amb una anomalia específica; les persones dislèxiques presenten una combinació genètica que determina la poca habilitat lectora.
    – La dislèxia com altres trastorns del neurodesenvolupament, s’acostuma a presentar com un conjunt de dificultats de competència en àmbits diferents.
    – El tractament farmacològic del TDAH amb estimulants, molt probablement, pot també millorar la habilitat lectora en els seus aspectes més nuclears, fet que afegeix un argument addicional contra la especificitat del trastorn.

    En canvi, les dificultats típiques en els problemes de comprensió lectora són les següents:
    – No saben llegir flexible, estratègicament, segons els pròposits de la lectura.
    – Són incapaços d’activar els coneixements previs que tenen.
    – No generen indiferències, sovint necessàries per a aconseguir una comprensió mental coherent del text.
    – No capten el propòsit i la intenció de l’autor del text.
    – No diferencien la importància dels enunciats del text.
    – No supervisen el propi procés lector, és a dir, no fan una autoobservació mentre estan llegint i, per tant, no comproven si ho entenen.
    – No fan servir les pistes del context per esbrinar el significat de les paraules o expressions desconegudes.

    Bibliografia

    – Artigas-Pallarés, J. . REV NEUROL 2009; 2009; 48 (Supl 2): S63-S69.
    – Bustos Pérez, E.M. Dificultades de la comprensión lectora. 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s